Homenaje a Orwell

Es imposible no revivir las andanzas de George Orwell durante la guerra civil por las calles de Barcelona o por tierras aragonesas (minuciosamente recogidas en su “Homenaje a Cataluña”) al pasar la vista por las viñetas que cuentan las aventuras de Max Friedman en pos del rastro de un viejo camarada.

La Rambla repleta de brigadistas, la silueta del hotel Colón, los coches colectivizados, la sensación permanente de espionaje múltiple, el caos, la desconfianza, la lealtades inquebrantables y las traiciones más lacerantes, las trincheras que pierden de noche los escasos metros ganados en los avances diurnos, las escaramuzas que provocan tantos muertos y las molestias que traen consigo las enfermedades venéreas. Es puro Orwell este cómic de Vittorio Giardino, multipremiado y recopilado por Norma en este volumen en catalán con el título de “No passaran” (2011) y el epígrafe de “edición integral”.

no passaran coberta

El dibujo preciosista, una planificación cuidadosa y un complejo guión que –como casi siempre– se  sirve de una historia de amor para contar “una de guerras”, son los rasgos característicos de esta obra por entregas de Giardino, cuyos originales levantaron gran expectación cuando se expusieron hace pocos años en el Saló del Cómic de Barcelona. De la guerra civil española se ha dicho todo y, sin embargo, aún quedan muchas cosas por contar. No dejan de aparecer relatos, se siguen haciendo películas, el cómic cada año presenta varias novedades relacionadas con el conflicto y no hay punto de vista ni enfoque desde el que no se haya abordado: como denuncia, con fines documentales, como memorias de protagonistas de la contienda, como recuerdos familiares…

Esta recopilación de Giardino está hecha desde el punto de vista de los perdedores, o al menos así parece evidenciarlo la bibliografía: el citado Orwell, Malraux, Dos Passos, las aportaciones historiográficas de Tuñón de Lara y Hugh Thomas, con la llamativa presencia de “los cementerios bajo la luna” de Bernanos. Aparecen en las viñetas abundantes carteles anarquistas o comunistas (de los que acabaron en el Archivo de Salamanca) y, en lo que es uno de los puntos fuertes de esta curiosa edición, hay más de 40 páginas con esbozos, escenas suprimidas y parte de la documentación que utilizó Giardino para lograr esta magnífica recreación de la suciedad de la guerra mediante su personal línea clara.

no passaran interior

Así, es posible entrever que un acertado encuadre de la plaza Catalunya no es más que una recreación de alguna de las fotos históricas en blanco y negro, coloreada ahora con el pincel de Giardino. Hay postales minuciosas del Park Güell, el Paseo de Gracia, las Ramblas o el puerto y vistas aéreas del bombardeo que arrasó Barcelona y dejó decenas de muertos, cuando la mala suerte quiso que una bomba impactara en un camión de combustible en plena Gran Vía, en el corazón del Eixample. Así, las famosas fotos tomadas desde los Savoia italianos mientras llovían bombas aparecen aquí coloreadas, en una dramática combinación de precisión documental y realidad colorista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s