Tantas historias

Ignoro la razón (creo que no lo explican por ningún sitio) por la que los relatos de Paco Inclán en el libro “Tantas mentiras” (2015) van precedidos por una especie de portadilla que en la cara es un plano con los nombres de las calles y en el envés repite ese mismo callejero pero absolutamente mudo, sin más pistas para el lector que ese trazado de calles y manzanas. Del detalle a lo genérico, de lo local a lo universal. Como las historias que explica Inclán, viajero infatigable que ha seleccionado este ramillete de textos de escritura transparente.

Tantas-Mentiras-300x434

Sus historias minuciosamente explicadas, con ese gusto por los detalles que otorgan verosimilitud a la historia más disparatada, transitan de la Dirección General de Extranjería de la República de Ecuador (en Quito) a un piso de la Gran Vía en Barcelona, de un campamento de refugiados saharauis en Argelia a una pequeña parroquia viguesa o a la embajada de Corea del Norte en México D.F. También caben relatos sacados de jornadas inolvidables en Guatemala, Bogotá, un bosque de California o en plena selva amazónica, entre Colombia y Ecuador.
Los episodios que Paco Inclán explica, en muchas ocasiones con un protagonismo que no parece deseado, gustan de la sorpresa y la paradoja, atesoran descripciones que provocan  carcajadas, se ceban con el absurdo cotidiano y mezclan crónica periodística con relatos viajeros y entrevistas en deconstrucción, hasta dejar para el final un curioso micro-relato. Poco se puede contar de cada historia sin hurtarle al autor el privilegio de ser él el que provoque el éxtasis lector. Sí se pueden esbozar algunos argumentos para animar la salivación: una prostituta que deja a su hija en el pasillo de un hotel mientras ella cumple con sus obligaciones laborales, el destino del catalán que más sabía en el mundo de pelota vasca, la espera infructuosa de un grupo de periodistas ante la posible llegada al desierto de Javier Bardem…

Novela-Tantas-mentiras-300x225

Relatos destilados con pericia que se presentan primorosamente editados por Jekyill&Jill. La cubierta, no menos elegante y bella, es obra de Víctor Coyote Aparicio, antes conocido como Víctor Abundancia cuando tocaba bailables acompañado de sus “Coyotes”. Y el conjunto está rematado con esa mini-novela antes citada, acompañada de un curioso epílogo de (des)escritura de esta joya de papel. “Tantas mentiras” es uno de esos libros que, en la biblioteca de cada uno, despierta buenos recuerdos y nos hacen dibujar media sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s