Republicana, roja y atea

Los caprichos del azar han querido que cayera en mis manos el ejemplar de una novela que tenía otro destinatario. Está dedicado por su autora, Clara Usón, y dice escuetamente: “Para Álvaro. Una novela republicana, roja y anticlerical. Ojalá te guste”. Rescatada de un puesto de venta de libros de segunda mano en el barcelonés Mercat de Sant Antoni, nada me permite saber si Álvaro la leyó o se la quitó de encima sin apreciar siquiera la ajustada definición que su autora hace de “Valor”, publicada hace escasos meses por Seix Barral y recibida con muy buenas críticas, que en casi todos los casos recordaban la calidad de la anterior obra de Clara Usón, “La hija del este”, y los abundantes galardones que cosechó.

Llegué a ella después de escuchar esta entrevista en “A vivir que son dos días” (Cadena SER), donde cultivan una original sección de recomendaciones literarias, en la que dos lectores no profesionales tienen la oportunidad de hablar con el autor o autora de la novela que han leído, juzgando sin cortapisas y cotejando sus opiniones con el autorizado (y nunca mejor dicho) punto de vista del autor. Me sorprendió reconocer en la lectura del arranque de la novela –que hacía Óscar López (fantástico divulgador de libros y entusiasta promotor de la lectura, sin ejercicios de dandismo literario ni posturas elitistas)– el eco de unas frases que me ha acompañado desde hace más de dos décadas, cuando empecé a interesarme por una intentona republicana acaecida en Jaca (Huesca) en 1930. “Apuntadme bien para que no sufra –pide Fermín Galán a los soldados del pelotón. Un capellán busca reconciliarlo con Dios, y Galán le dice que no está dispuesto a echar por tierra en el último minuto las creencias de toda una vida”.

valor_clara uson

En cinco escasas líneas está justificado el título de esta novela republicana, roja y atea. El valor que probó Galán cuando afrontó las consecuencias de su fallida intentona está concentrado en esos dos gestos que dejó para el recuerdo, minutos antes de dar él mismo la orden de “Fuego” y morir abatido por los disparos del pelotón y poco después de echar con cajas destempladas al “cuervo” que proponía perdones eternos a las acciones terrenales de un militar cultivado, crítico, descreído y valiente, totalmente alejado de los usos de la época entre sus compañeros de uniforme. En la entrevista mencionada, Clara Usón explicaba que había una razón familiar en la elección de esta historia de Fermín Galán como una de las tres tramas que se trenzan en su novela. Luis Duch Lacasa, tío de la autora, había apoyado a Galán y lo había hecho además desde una posición peculiar para la época: toda la familia de Duch era gente de orden, propietarios, monárquicos y de derechas, burguesía de provincias en una ciudad repleta de militares y curas, como constató Pío Baroja cuando acudió a Jaca precisamente para asistir a los juicios que condenaron al resto de militares y civiles complotados junto a Galán. El propio Luis Duch era una especie de señorito que estudiaba Derecho (con poco provecho) en Madrid mientras disfrutaba de las rentas familiares y se permitía ser un hombre comprometido con la izquierda. Pagaría con su vida pocos años después semejante compromiso, cuando fue fusilado en la sangría que sacudió Jaca en las primeras semanas de la guerra civil. Él fue uno de los primeros en caer (de los 400 asesinatos que hubo en la ciudad) y no lo salvó –quizá eso lo condenó– ni su condición de “propietario” ni el apellido Lacasa.

la insurrección de Jacaecodescargas

Los sangrientos sucesos de Jaca y su comarca los estudió con precisión Esteban C. Gómez en dos libros que trascienden el ámbito local objeto de su investigación. “La insurrección de Jaca. Los hombres que trajeron la República” (1996) y “El eco de las descargas. Adiós a la esperanza republicana” (2002) abrieron la espita de futuras investigaciones, levantaron el manto de silencio que se abatía sobre lo ocurrido en esa zona en los años 30 y propiciaron, sin saberlo, que novelas como “Valor” recuperasen un episodio que ahora se presenta “literaturizado” pero sin caer en el riesgo de la mitificación. La sublevación republicana de Jaca, su gestación y su sangriento final componen uno de los tres episodios que aborda esta novela. Otro es una historia de ignominia protagonizada por un cura en la Croacia independiente de la Segunda Guerra Mundial, en el campo de concentración de Jasenovac, durante el régimen nazi de los ustacha. La tercera trama está mucho más cercana en el tiempo, es de anteayer, y está protagonizada por una directora de sucursal bancaria que ha estafado a amigos, conocidos y clientes con el negocio de las preferentes y ha de hacer frente a una complicada situación personal en una sociedad banal, vacunada ya de espantos.

Este último episodio encierra la clave que traza una fina urdimbre entre las tres historias y otorga una visión de conjunto a lo que por momentos parecía ser una mera sucesión de subtramas inconexas, con el “valor” manifestándose de manera radical en la resolución de todas ellas. Al final del conjunto, el lector se queda sin aliento. Lo que parecía un ejercicio de erudición e investigación plasmado con un notable pulso narrativo se convierte en un tríptico que viaja por el siglo XX para descubrir las honduras del alma humana, jugar con los detalles y el azar que van decidiendo la vida de cada uno y mostrar sin tapujos que el valor, bien o mal entendido, puede ser la base de aquel adagio tantas veces citado de “un bel morir tutta una vita onora”.

Álvaro, el receptor del ejemplar que acabó cayendo en mis manos, no sé si leyó esta novela “republicana, roja y atea”. Creo que, como a mí, le hubiera gustado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s